Comunicación

Povisa se convierte en hospital saludable

Tras su incorporación a la Red Europea de Empresas Saludables, pone en marcha una amplia serie de medidas para mejorar el bienestar de los trabajadores

250 carteles promueven el uso de las escaleras, se ofertan menús saludables en el autoservicio y se pone en marcha un programa de deshabituación tabáquica

El Reto Povisa 1.000 intentará lograr una pérdida de peso colectiva de 1.000 kilos entre todos los trabajadores

Miércoles, 15 de febrero de 2017.- Tras su reciente adhesión a la Declaración de Luxemburgo y su incorporación a la Red Europea de Empresas Saludables, y bajo el lema “La empresa te cuida, se implica en tu salud”, Povisa ha presentado hoy en rueda de prensa el proyecto Povisa Saludable, que engloba toda una serie de medidas dirigidas a mejorar la salud y el bienestar de sus trabajadores y de su entorno social y familiar. 

El proyecto, presentado por el Dr. Eulogio Pardo, Médico del Trabajo; Ismael Izaguirre, director del Servicio de Alimentación, y Ventura Rodríguez, responsable de Prevención de Riesgos Laborales del hospital, se basa en tres líneas principales de trabajo: una, dirigida a promover la actividad física entre los trabajadores, tanto dentro como fuera del hospital; la segunda, a mejorar la alimentación; y la tercera, a implementar un programa de deshabituación tabáquica.

Para la promoción de la actividad física de usuarios y trabajadores se han colocado 250 carteles en los ascensores y los tramos de escaleras de todo el hospital, donde se recomienda el uso de éstas, informando en algunos tramos de las calorías aproximadas que se consumen al subirlos. Además, se ha habilitado en el exterior un parking vigilado para bicicletas, como parte de las medidas de fomento del uso de este medio de transporte para desplazarse al hospital a trabajar.

Reto Povisa 1.000 

Además de las medidas físicas, el hospital ha puesto en marcha una amplia serie de acciones de fomento de la alimentación saludable, comenzando por el Reto Povisa 1.000, un programa colectivo de pérdida de peso y mejora cardiovascular. El programa, tras una campaña de sensibilización dentro del hospital, es de libre adscripción y consiste en que cada trabajador, tras un análisis médico por parte de Medicina del Trabajo, puede apuntarse a un programa controlado de pérdida de peso, que comienza este mes de febrero y finaliza el próximo mes de agosto. Medicina del Trabajo efectuará revisiones periódicas de los trabajadores implicados y registrará su pérdida de peso, y el reto es que al llegar el mes de agosto el conjunto de los trabajadores que participen en el programa haya superado los 1.000 kilos de pérdida de peso.

También en el ámbito de la alimentación saludable, entre la oferta del autoservicio del hospital se han escogido unos menús saludables –perfectamente identificados como tales en las cartas- y un “Pack desayuno saludable” que consistente en un mini bocadillo de pan integral, fruta y agua, que pretende sustituir, entre las preferencias de los trabajadores, al habitual pincho con bebidas azucaradas. Además, en el propio autoservicio se ha instalado una zona de información sobre hábitos alimenticios saludables.

Campaña antitabáquica

La tercera línea de trabajo del proyecto Povisa Saludable es el programa de deshabituación tabáquica para los trabadores. Para ello, se ha puesto en marcha una campaña de sensibilización a través de carteles, correos y sesiones informativas para que los trabajadores fumadores se apunten al programa. Posteriormente se les aplicará una terapia que combina tratamiento farmacológico y técnicas de deshabituación, y se les hará un seguimiento desde el departamento de Medicina del Trabajo.           

Además de todas estas medidas ya en marcha, y siguiendo las recomendaciones de la Red Europea de Empresas Saludables, Povisa ha comenzando a trabajar también en programas específicos para facilitar las condiciones de trabajo a las personas con enfermedades crónicas, para las trabajadoras embarazadas o en periodo de lactancia, o para aquellos trabajadores que por razones de enfermedad o accidente se incorporan a su puesto tras un largo periodo de baja.

La Declaración de Luxemburgo fue consensuada y publicada en 1996 por la Red Europea de Promoción de la Salud en el Trabajo, y su objetivo es “aunar los esfuerzos de los empresarios, los trabajadores y la sociedad para mejorar la salud y el bienestar de las personas en el lugar de trabajo”. La adhesión de Povisa es firme desde el 1 de enero del presente año. 

Trabaja con nosotros

Ayúdanos a mejorar

Vídeos educativos

Suscríbete a la Newsletter

Para mantenerte informado de todas las novedades sobre el hospital.