Comunicación

Povisa consolida su posición en la élite de hospitales españoles

Logra de nuevo la acreditación de la Joint Commission International, la más prestigiosa del mundo, que solo han obtenido 13 centros en España

Un equipo internacional de auditores ha examinado más de 1.300 parámetros del hospital y, como novedad, se ha entrevistado directamente con los pacientes

El trato recibido, la reducción del dolor o los tiempos de espera de las pruebas, entre los aspectos sobre los que se ha preguntado a pacientes ingresados y grupos de pacientes que han pasado por el hospital en el último año

JCI ha aumentado sus exigencias, con importantes novedades como el programa de reducción de antibióticos, control de infecciones y seguridad en la administración de fármacos, entre muchas otras

Sábado, 27 de abril de 2019.- Después de un largo y exhaustivo proceso de auditoría por parte de un equipo internacional, que ha incluido tanto la revisión de los procesos como entrevistas directas a pacientes, la sede central de Joint Commission Internacional en Estados Unidos ha comunicado a Povisa que ha logrado acreditarse por tercera vez en la que está unánimemente considerada como la certificación de calidad y seguridad hospitalarias más prestigiosa del mundo.

Povisa consolida así su posición en el selecto grupo de 13 hospitales españoles que han logrado obtener el sello de JCI, un hito muy importante en la historia del hospital, pues no sólo es extremadamente difícil obtenerlo —muchos hospitales llevan años intentándolo, sin conseguirlo—, sino renovarlo, pues lo que caracteriza a JCI es que su acreditación solo es válida por tres años y cada vez hace más exhaustivas sus exigencias y añade otras, siempre en línea con los últimos hallazgos en calidad y seguridad asistencial.

Un equipo liderado por el checo Frantisek Vlcek ha recorrido el hospital y evaluado durante las últimas semanas hasta 1.300 elementos de medida, divididos en dos grandes secciones: pacientes y organización. Una de las primeras novedades ha sido que el equipo auditor se ha reunido directamente con un grupo de 12 pacientes que han sido atendidos o intervenidos en Povisa durante el último año, a los que les ha preguntado sobre el trato recibido y otros muchos aspectos relativos a su paso por el hospital.

Además del grupo de 12 pacientes, un equipo de 3 auditores se ha entrevistado de forma aleatoria, cinco días a la semana, con otros muchos pacientes, revisando la historia clínica de cada uno de ellos, la atención recibida en el hospital, sus consentimientos, tiempos de prueba, tiempos de espera y otros muchos parámetros. Además, el equipo de JCI ha pedido verse con un grupo de pacientes que en los últimos 12 meses haya pasado por situaciones de máxima gravedad, y ha revisado también todos los procesos que se les ha aplicado. Los auditores le han dado muchísima importancia a la reducción y/o eliminación del dolor, preguntando a los pacientes si lo han sufrido o si han recibido la atención adecuada al sentirlo.

Control de infecciones y administración de fármacos

 Además del trato y los procesos con los pacientes, otra de las grandes exigencias para poder reacreditarse con JCI ha tenido que ver con el control de las infecciones y con el uso adecuado de los antibióticos, dentro de la tendencia mundial para la reducción de este tipo de fármacos y que en Europa y España se engloba en la iniciativa PROA -Programa de Reducción y Optimización de Antiobióticos—.

Las nuevas exigencias de JCI, además del tipo de medicamentos, han tenido que ver también con la seguridad en su administración. El equipo auditor ha valorado mucho que los médicos de Povisa dispongan durante sus visitas de toda la información sobre sus análisis, que les da pautas para una correcta administración y para la conciliación con otros fármacos que pueda estar tomando, lo que es fundamental para reducir la polimedicación —sobre todo en personas mayores— y evitar el riesgo de interacciones negativas entre distintos medicamentos.

También como novedad, el equipo ha revisado los procesos que garantizan una cirugía segura, es decir, la adecuada preparación prequirúrgica de los pacientes y su seguimiento postquirúrgico para evitar complicaciones, dándole en este sentido enorme importancia a los programas de educación al paciente puestos en marcha por Povisa —y disponibles para todo el mundo a través de su web—, y especialmente los dedicados a las cirugías de cáncer de colon y las de cadera. 

Élite mundial de hospitales 

Fundada en 1951, The Joint Commission (www.jointcommission.org) es una organización estadounidense sin ánimo de lucro que, solo en Estados Unidos, revisa, certifica y somete a revisión periódica más de 20.000 programas y centros sanitarios. Su objetivo fundacional es buscar la excelencia en la seguridad y la calidad, siempre orientadas al paciente, y los hospitales más prestigiosos del mundo, como la Clínica Mayo, el Mount Sinaí o el MD Anderson de Houston, forman parte del restringido club de los que han logrado cumplir sus exigencias.

Con la acreditación de la Joint Commission en 2013, Povisa alcanzó un hito en la historia de los hospitales gallegos –fue y sigue siendo el primero y único de Galicia en obtenerla-, fruto del esfuerzo de sus trabajadores y de una búsqueda de la excelencia que ha tenido ya importantes reconocimientos. Así, en 2016 obtuvo el premio de la Fundación Avedis Donabedian a la calidad asistencial, considerado el más prestigioso de España, el premio de la Fundación Ad Qualitatem a la Innovación Sanitaria y el premio a la mejor comunicación de la Sociedad Galega de Calidad Asistencial por el sistema de rondas de seguridad puesto en marcha por el hospital. En 2011 le fue otorgado por parte de la Fundación Roche el Premio Nacional a la Mejor Iniciativa para la Seguridad del Paciente, y en 2012 se convirtió en el primer hospital de España en obtener la Certificación Nacional de Seguridad Asistencial, además de recibir en Copenhague el Premio Internacional EMRAM –Electronic Medical Record Adoption Model– a la innovación tecnológica. Es, también, uno de los 6 hospitales españoles acreditado como Centro de Mano por la Federación de Sociedades Europeas de Cirugía de la Mano –FESSH-, y el pasado año recibió la acreditación Quality Healthcare del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad, además de convertirse en el único hospital gallego en obtener la exigente certificación UNE 179003 de seguridad en el servicio de radiodiagnóstico, por el que pasan diariamente 700 personas, y de recibir el premio Profesor Barea por la gestión integral de las vías clínicas de prótesis total de cadera y de rodilla.

El mayor hospital privado de España

Povisa pertenece al grupo gallego Nosa Terra. Sus más de 40.000 m2, 573 camas instaladas y más de 1.500 trabajadores –entre ellos, 299 médicos y 819 técnicos y enfermeras-, lo convierten en el centro hospitalario privado más grande de España.

En el ámbito público, es referencia para el Sur de Galicia en Cirugía Compleja del Miembro Superior, Cirugía del Nervio Periférico, Cirugía Maxilofacial, Quemados, Cirugía Plástica Infantil y Litotricia (esta última sólo para el área de Vigo). Cuenta, además, con un servicio de urgencias las 24 horas con todas las especialidades, y con los más modernos sistemas de organización y diagnóstico.

Povisa es, también, el único hospital privado de Galicia, y de los pocos de España, que tiene formación MIR para especialistas en Medicina Interna, Cirugía General, Anestesiología, Radiología, Traumatología y Medicina Familiar y Comunitaria. En este ámbito de la formación, considerado estratégico por la dirección del Grupo, cuenta también con el Centro de Estudios Povisa –CEP-, con sede en Vigo y donde se han diplomado más de 1.300 estudiantes en Enfermería y formación profesional orientada especialmente al ámbito sanitario.

Trabaja con nosotros

Ayúdanos a mejorar

Vídeos educativos

Proyecto Recupera

Proyecto Instalación térmica

Programa Operativo de Empleo Juvenil

Cómo llegar a Povisa