•  

Comunicación

Povisa recomienda que los lactantes permanezcan en los carritos al acudir a las consultas pediátricas

 

 

·      Ribera Salud ha elaborado un decálogo con medidas que ayudan a evitar contagios y garantizan la seguridad en las salas de espera de las consultas de Pediatría

·      Los menores irán acompañados solo de un adulto, que deberá garantizar la distancia social propia y del pequeño, tanto en la sala de espera como en la consulta

VIGO, 17 DE AGOSTO DE 2020. Los pediatras de Povisa recomiendan a los padres de los pacientes pediátricos que acuden al centro que mantengan a los lactantes en el interior del carrito o silla y que los niños mayores de esa edad permanezcan sentados al lado del adulto en las salas de espera y en las consultas. Estas son algunas de las medidas incluidas en un catálogo elaborado por los profesionales de Pediatría de Ribera Salud para prevenir los contagios y garantizar la seguridad en la vuelta a la normalidad asistencial.

Todos los centros sanitarios de Ribera Salud, que ya han retomado la actividad presencial en las consultas, han puesto mascarillas a disposición de los pacientes en el servicio de Admisión. Los pediatras de Povisa recuerdan que la mascarilla es obligatoria para los niños a partir de los 6 años de edad y el acompañante del menor, que se limita a un solo adulto para facilitar la distancia social en las salas de espera y en las consultas.

Asimismo, en el área pediátrica de Povisa hay disponibles soluciones hidroalcohólicas para realizar la higiene de manos de niños y adultos. “Es importante animar a los niños a utilizar las soluciones hidroalcohólicas para la limpieza de manos, explicándoles cómo se debe hacer y para qué sirve. También, que los adultos ayuden al niño a entender la importancia de llevar una buena higiene respiratoria y que, al toser o estornudar, sepan que es de vital importancia taparse la boca y la nariz con el codo flexionado y, en su defecto, con un pañuelo que se deberá desechar rápidamente”, explica María José Domínguez, jefa del Servicio de Pediatría de Povisa.

Los pequeños deben estar en todo momento bajo la vigilancia estrecha del adulto acompañante, manteniendo la distancia de seguridad de 2 metros con otros pacientes y sus acompañantes. “Nuestro objetivo es que todos los pacientes, sean de la edad o del servicio que sean, cumplan las normas de distanciamiento e higiene”, explica Domínguez.

Con el objetivo de evitar posibles contagios, se han eliminado además de la zona pediátrica los juguetes, los libros y aquellos elementos con posibilidad de ser compartidos. En este sentido, la jefa de Pediatría de Povisa incide en la necesidad de que “las familias tengan bajo su supervisión cualquier juguete u objeto personal que pueda traer el niño, tanto en la sala de espera como en la consulta, así como de mantener la puntualidad en las citas médicas para evitar aglomeraciones en el área de espera”.

 

 

Realiza tu prueba COVID

Ayúdanos a mejorar

Vídeos educativos Rehabilitación

Comisión de docencia

Trabaja con nosotros

Congresos y jornadas

Cómo llegar a Povisa